Mensaje de bienvenida


Apreciados exponentes de la Psicología Chilena:

A cinco semanas del inicio de la décimo tercera versión del Congreso Chileno de Psicología, único evento con tanta continuidad en nuestra historia disciplinaria, quiero invitarles a todas y todos a inscribirse y participar, buscando superar las barreras que puedan habernos dividido en el pasado, haciendo efectivo nuestro lema "Por una Psicología abierta e inclusiva: Desafíos para la disciplina y la profesión en el siglo XXI", de esta forma deseamos encontrarnos para debatir y así fortalecer y proyectar a futuro la Psicología en Chile.

Nuestro escenario disciplinario actual es diverso, complejo y lleno de tensiones, especialmente derivadas del modelo de mercado que regula la educación superior chilena, cuestión que sin duda ha constituido una gran oportunidad de formación para millares de jóvenes que les motiva la Psicología y que en el modelo anterior de oferta limitada y preselección para el ingreso no habrían tenido oportunidad de acceder a esta formación. Sin embargo, la proliferación de programas sin control de calidad ha derivado en el debilitamiento del Colegio Profesional, una creciente precarización del mercado laboral, y en consecuencia, un ejercicio profesional desregulado cuya peor expresión es la alta rotación laboral en programas de política pública dirigidos a la población más vulnerable que habita nuestro territorio (niños, adolescentes, adultos mayores, víctimas de experiencias traumáticas, población penal, comunidades pobres, rurales, indígenas y migrantes, entre otros) y para quienes éticamente debiésemos exigir una especialización, pues sabemos que una atención de mala calidad, en vez de ayudar, provoca más daño. Si a lo anterior además le sumamos debilidades en nuestra estructura de producción científica que dificultan la transferencia tecnológica del conocimiento generado a la práctica profesional, debemos asumir que el desafío del siglo XXI es de gran envergadura.

Este es el debate al que les invitamos, asumiendo la delegación de responsabilidad que la Red de escuelas de Psicología del CUECH nos ha otorgado, queremos que sea éste el Congreso en que comencemos a construir la nueva Psicología Chilena, con mayor reconocimiento de nuestras capacidades, con asociatividad, con altruismo y nobleza de principios y con visión de futuro.

Bienvenidas y bienvenidos todos quienes deseen aportar en esta gran tarea.